Ideario

Colegio+San+José+La+Plata desde enfrenteComo Entendemos que la educación es la tarea de acompañar a las personas en su capacitación para realizarse en plenitud. Educar es el proceso de aprender a ser libre y obrar rectamente para:

-asumir las exigencias profundas de su ser.

-escuchar los llamados realistas de la hora que nos toca vivir y responder a ellos.

La educación en la que creemos se caracteriza por ser:

-Integradora: De todas las dimensiones en la unidad de la persona

-Personalizadora: Acompaña para que la persona oriente todo lo que es y todo lo que sucede hacia el sentido de su vida.

-Liberadora: Incorporar la libertad al sentido de su vida para superar los condicionamientos internos y externos que le impiden desarrollar sus potencialidades y dar sentido a su vida.

Generadora y transmisora de la cultura: generadora de nuevos valores culturales y creación de consciencia crítica frente a los riesgos que amenazan con destruirla.

10639365_1549697481908378_4996731146967098292_nCreadora de comunidad

Siguiendo a San Miguel de Garicoïts, nuestra educación evangelizadora la realizamos desde la perspectiva del IMPULSO generoso del Verbo Encarnado y ponemos un cuidado especial en cultivar en todas las personas de la comunidad educativa las virtudes del Sagrado Corazón: humildad, obediencia, abnegación, mansedumbre y caridad.

A su vez, la educación cumple un papel fundamental como servicio muy a la nueva evangelización ya que:

-Las escuelas tienen que convertirse en ámbitos de comunicación y participación.

– Tienen que generar consciencia en los laicos como agentes pastorales.

-Ofrecer a los padres un Proyecto Educativo Cristiano para sus hijos en el que se vea reflejado el proyecto de Dios sobre la familia.

-Proponer a los niños y jóvenes un proyecto de vida inspirado en el Evangelio.

DSC_0299Educar en los valores

Nuestros colegios tiene la función insoslayable de la transmisión crítica de la cultura, para formar en el discernimiento de las realidades, que suelen presentarse en forma ambigua y poder distinguir con claridad los valores que humanizan de los anti-valores que degradan al hombre.

Entendemos por valor todo cuanto contribuya a su proceso de humanización o perfeccionamiento como hombre. En caso contrario es un anti-valor.

La verdad sobre el hombre

La educación como proceso de “humanización y personalización” requiere una adecuada visión del hombre.

Valoramos al hombre como PERSONA, es decir como una totalidad creada por Dios a su imagen y semejanza e integrada por una interioridad, el sagrario de su consciencia, y una corporalidad que lo coloca en una situación determinada en el espacio y en el tiempo y le permite un conjunto de relaciones que lo integran en una realidad social. Así va dando sentido a su vida y realizando su vocación de encuentro con Dios.

Nuestro modelo de hombre es Jesucristo, el Hijo de Dios hecho hombre.

En el hombre todo es don; don de Dios que lo ha creado a su imagen y semejanza.

Eficacia del acompañamiento educativo

-Tarea coordinada entre padres, primeros responsables y todos los que colaboran.

-Una misma visión del hombre e idénticos criterios de acción.

-Apertura, confianza y aceptación de parte del alumno.

-Relaciones personales y condiciones institucionales que favorezcan la confianza entre padres, alumnos, docentes y directivos.

Perfiles

La comunidad educativa

Con la Iglesia: auténtico humanismo- buscamos el paso de la escuela-institución a la escuela-comunidad.

Desde el carisma de la congregación, cultivar las virtudes del Sagrado Corazón: humildad, obediencia, mansedumbre, abnegación, caridad.

La comunidad educativa la constituyen: los religiosos betharramitas, los directivos, los docentes, las familias, los alumnos, el personal auxiliar, administrativo y de maestranza, los exalumnos, los dirigentes y entrenadores deportivos.

La comunidad religiosa

Misión y educación: evangelizar a través de la educación

Ubicación y tarea: los religiosos son los principales animadores de esta Comunidad Educativa

Los religiosos son agentes eficaces de Comunión y Participación

La Familia

Familia cristiana constituida de acuerdo a los principios de la Iglesia Católica

Los padres deben asumir responsablemente su misión de ser los primeros y principales educadores de sus hijos

Vida cristiana y coherente de los padres.

Compromiso a identificarse y colaborar con el resto de la Comunidad Educativa sobre la base de este ideario.

El alumno

Constituye la razón de ser de todos nuestros esfuerzos educativos.

Debe estar abierto a la propuesta de asumir gradualmente el proceso de su propia educación para el desarrollo de su personalidad en todos los ámbitos.

En el ámbito religioso-moral

  1. Conocimiento serio, sistemático y profundo del mensaje de salvación
  2. Compromiso personal claro con los valores evangélicos que los hagan vivir como hijo de Dios, hermano de los hombres, señor de las cosas.
  3. Participación activa en la misión de la Iglesia
  4. Capacidad para descubrir y realizar su vocación en un proyecto de vida cristiana
  5. Un estilo de vida cristiano iluminado en el carisma de Betharram.

 

En el ámbito intelectual

  1. Una cosmovisión cristiana del hombre y del mundo
  2. Una actitud abierta ante la verdad y deseo de saber
  3. Hábitos de reflexión: comprensión, sentido crítico, discernimiento
  4. Fluido dominio del idioma nacional tanto en su expresión oral como escrita.