Padre Etchécopar

betharram-etchecopar

Augusto Etchecopar nació el 30 de abril de 1830 en Saint-Palais, lindo pueblecito del país vasco francés. Octavo de 14 hermanos, muchos de los cuales murieron de pequeños. Este hijo de familia católica es atraído muy pronto por el sacerdocio. Será ordenado sacerdote el 10 de junio de 1854 en la catedral de Bayona. Forma parte de la Sociedad de Altos Estudios, hacia donde el obispo dirige a sus más brillantes sujetos.

Cuando la cofradía de Olorón se disuelve, el joven clérigo Etchecopar es admitido en la Congregación del Sagrado Corazón de Betharram, fundada por el P. Miguel Garicoïts. Pronuncia sus votos el 24 de octubre de 1855. En julio de 1857, el P. Garicoïts lo retira del colegio Santa Cruz de Olorón para nombrarlo maestro de los novicios en Betharram.

Desde entonces, el P. Etchecopar se entrega totalmente al servicio de la Congregación, primero como secretario y confidente del fundador (1857-1863), luego como Secretario general (1863-1873), Asistente general del P. Chirou (1873-1874), y, finalmente, tercer Superior general (1874-1897).

En esta responsabilidad, se ocupó de tres grandes obras: la aprobación de Betharram y sus constituciones por la Santa Sede; el reconocimiento por la Iglesia de la santidad de Miguel Garicoïts; y la consolidación espiritual y material de la Congregación y sus obras. Entre éstas, no podemos olvidar, en 1878, la fundación de una comunidad en Tierra Santa, proyecto querido por Dios y secundado por una pequeña carmelita palestina, Sor María de Jesús Crucificado.

A la muerte del P. Etchecopar, el 13 de abril de 1897, sus objetivos habían sido alcanzados, a tal punto que un capítulo general lo proclamó segundo fundador del Instituto.

Fuente: http://www.betharram.net/es/betharram-es/nos-sources-es/saint-michel-145-es